¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE SEPARACION LEGAL Y DIVORCIO?

La separación legal suspende la vida en común de los cónyuges, no así el matrimonio, ambos cónyuges seguirán teniendo un vínculo matrimonial. Por tanto, si los cónyuges en un futuro se reconcilian no es necesario que vuelvan a casarse, basta con dicha reconciliación, pero el régimen económico será desde la separación el de separación de bienes y no el de gananciales, para volver a tener el de gananciales habría que constituir capitulaciones ante notario.

Se entiende que ninguno de los cónyuges puede contraer nuevo matrimonio con terceras personas mientras estén solamente separados legalmente. Destacamos que, si dentro del matrimonio existe un régimen de gananciales, la separación legal da lugar a su disolución.

La separación legal permite a los cónyuges revocar donaciones hechas a favor del otro. Los cónyuges separados no tendrán derecho a recibir herencia si no hay testamento ni siquiera a la legítima (parte de la herencia que la ley establece que deben cobrar los herederos). Lo mismo ocurre con la obligación de ayuda mutua y fidelidad, tampoco tendrían derecho a ello.

En caso de que se trate de una separación de mutuo acuerdo, en la sentencia de separación se recogen los términos fijados en el convenio regulador presentado por las partes, o los acordados por el Juez en cuanto a las relaciones paterno filiales (ejercicio de la patria potestad, cuidado de los hijos, régimen de comunicación y visitas, gastos de manutención de los hijos…) a la disolución del régimen económico del matrimonio, al uso de la vivienda y, en su caso, lo acordado con respecto al derecho de pensión de uno de los cónyuges.

Sin embargo, el divorcio, sí disuelve el vínculo matrimonial, por lo que los cónyuges pueden volver a contraer matrimonio entre sí o con terceras personas.

El divorcio se obtiene mediante sentencia judicial y produce efectos frente a terceros desde el mismo momento en que esta queda inscrita en el Registro Civil y produce por defecto la disolución del régimen económico matrimonial.

Los cónyuges divorciados no tendrán derecho a recibir herencia si no hay testamento ni siquiera a la legítima (parte de la herencia que la ley establece que deben cobrar los herederos).

En caso de que el divorcio sea de mutuo acuerdo en la sentencia de divorcio se recogen los términos fijados en el convenio regulador presentado por las partes, o los acordados por el Juez en cuanto a las relaciones paterno filiales (ejercicio de la patria potestad, cuidado de los hijos, régimen de comunicación y visitas, gastos de manutención de los hijos…) a la disolución del régimen económico del matrimonio, al uso de la vivienda y, en su caso, lo acordado con respecto al derecho de pensión de uno de los cónyuges.

Desde recurreit.org nos encargamos de ayudarte a que este tramite sea lo más sencillo posible, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos.

Carlos

Volver arriba

Uso de cookies

Recurreit.org utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies