¿MERECE LA PENA RECURRIR LAS MULTAS?

La respuesta a esta pregunta es que depende. Son diversos los factores a tener en cuenta a la hora de decidir iniciar el tortuoso camino que supone en ocasiones recurrir una multa. En ocasiones es mejor pagar y olvidarse, y en otras recurrir, porque podemos evitar tener que pagarla. En cualquier caso es necesario estar bien informado para valorar qué hacer.

Por muy injusta que nos parezca una multa, es posible que no merezca la pena recurrirla por su escasa cuantía, o porque no tenemos pruebas frente a la presunción de veracidad de un agente. De la misma forma, sanciones en las que parece que «nos han pillado» y no hay nada que hacer, pueden ser recurridas con un final feliz. También influye significativamente que la sanción tenga o no el conocido «pago con reducción».

Y es que depende de muchos factores el poder recurrir satisfactoriamente nuestra multa. Controlar todos los elementos que nos dirán si recurrir nuestra multa es viable, pero es algo complicado. Por eso, en nuestro despacho online te lo facilitamos y te ofrecemos asesoramiento jurídico gratuito acerca de cualquier sanción administrativa para ayudarte a valorar qué hacer. Antes de resignarte, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Carlos

Volver arriba

Uso de cookies

Recurreit.org utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies