¿QUÉ REQUISITOS TENGO QUE CUMPLIR PARA SOLICITAR EL BONO JOVEN DE ALQUILER?

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el llamado Bono Joven de Alquiler, si bien es cierto, quedan por delante unas semanas de tramitación, entre mes y medio y dos meses, aunque entrará en vigor con efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2022.

¿Quién puede solicitarla?

La ayuda está destinada a los jóvenes de entre 18 y 35 años que encuentran dificultades para la emancipación. La principal característica que se debe tener en cuenta es que los beneficiarios deberán acreditar rentas de trabajo y estas no podrán ser superiores a los 23.725,8 euros al año, tres veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples).

Obviamente, hay que acreditar que viven en régimen de alquiler y será condición indispensable figurar en el contrato de arrendamiento. Sin embargo, para no perjudicar la movilidad laboral, se contempla la posibilidad de subir ese límite hasta cuatro veces el IPREM (32.425,12 euros), cuando el perceptor del bono se mueva entre provincias o de una comunidad autónoma a otra, lo que no podrá ser motivo para perder la ayuda, si se siguen cumpliendo los requisitos. El límite de ingresos, en principio, se aplica como renta del hogar: es decir, todas las personas que tienen su domicilio habitual en el piso que está arrendado, figuren o no en el contrato. No obstante, habrá posibilidad de regular algunas excepciones. Lo que sí será necesario es que los solicitantes estén empadronados en el domicilio para cuyo arrendamiento piden la subvención.

Los perceptores del bono recibirán un máximo de 250 euros mensuales que deberán destinar obligatoriamente a pagar la renta porque la ayuda es finalista: solo puede usarse con ese objetivo. Esto significa que si, por ejemplo, un joven paga 200 euros de renta mensual, ese será el tope de lo que podrá percibir.

Otra limitación del bono joven es la renta máxima del inmueble alquilado. Con carácter general será de 600 euros, porque se entiende que si una persona paga más de esa cantidad es porque tiene circunstancias que se lo permiten y no es vulnerable ante los precios del alquiler. Sin embargo, como ya sucedió con otras medidas de la pandemia, las comunidades autónomas que lo deseen podrán subir ese límite a 900 euros (algo que a buen seguro harán Madrid, Cataluña y otros territorios que cuentan con capitales de precios elevados).

Además, el bono se concederá solo para aquellas viviendas que sean la residencia habitual de los solicitantes. Será el Gobierno de cada comunidad quien decida cuándo hace la convocatoria para optar a los bonos y su adjudicación, en principio se hará por orden.

¿Y qué pasa si comparto piso?

La ayuda es individual, si hay dos jóvenes que cumplan los requisitos y tienen un régimen de alquiler compartido podrán acceder ambos a los 250 euros de bono. El requisito es que el precio del alquiler no supere los 300 por habitación, ampliable en otros supuestos a 450 euros.

La ayuda también se podrá conceder a quienes no alquilan un piso, sino una habitación suelta. En ese caso el límite del triple del IPREM en los ingresos es inflexible y el tope de precio que puede tener la habitación que se alquila es de 300 euros. De nuevo, se contempla que las comunidades eleven este límite hasta 450 euros en aquellos lugares donde los arrendamientos son más caros. Lo que no cambia es la cuantía de la ayuda, que tiene un límite de 250 euros mensuales. El decreto, por cierto, pide que las comunidades entreguen las subvenciones de manera periódica y, a ser posible, mes a mes. De la misma manera, los inquilinos tendrán que justificar que la han destinado a pagar un alquiler y deberán autorizar el acceso a su información fiscal para verificar que su nivel de ingresos se ajusta a la normativa.

¿Cuánto tiempo podré disfrutar de la ayuda?

Quienes reciban esta ayuda podrán hacerlo durante un plazo máximo de dos años, y durante ese periodo se aportará de manera mensual.

¿Es compatible con otras ayudas?

La vivienda es una competencia transferida a las comunidades autónomas, lo que hace que algunas de ellas ya tengan medidas similares a la que se va a aprobar ahora, sobre todo las dirigidas a la emancipación de los jóvenes. El Gobierno había dejado claro que el bono sería incompatible con esas ayudas autonómicas. Sin embargo, el decreto regula algunas compatibilidades: en concreto se puede percibir a la vez que otras prestaciones no contributivas de la Seguridad Social, también se puede compaginar con el ingreso mínimo vital (IMV) y las comunidades podrán habilitar un régimen especial para inquilinos especialmente vulnerables. La cuarta excepción viene en el mismo decreto, que también va a poner en marcha el Plan Estatal de Vivienda 2022-2025. Este contempla un programa de ayudas de alquiler a jóvenes que las comunidades podrán poner con fondos estatales (es decir, al margen de las ayudas que contemplen con sus recursos propios).

¿En qué consiste este otro programa? Se trata de ayudas de hasta el 60% del importe de la renta y se dirige igualmente a solicitantes hasta 35 años que no superen el triplae del IPREM, aunque en este caso se podrá llegar hasta 5 veces el IPREM (40.531,4 euros) en función de las circunstancias familiares. Para supuestos de compatibilidad con el bono joven, solo se podrá recibir el 40% del importe de la renta que esa ayuda no cubra. Es decir, si un joven paga 500 euros al mes y recibe 250 euros de bono joven, con esta segunda línea de subvenciones solo podrá percibir el 40% de los 250 euros que no se incluyen en el bono.

Desde recurreit.org nos encargamos de informarte de todo, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a solicitar esta prestación.

Carlos

Volver arriba

Uso de cookies

Recurreit.org utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies