Las multas de Drogotest no cumplen el control metrológico del Estado

Las sanciones administrativas por conducir con presencia de drogas en el organismo, y que se sancionan con 1000 euros de multa y la retirada de 6 puntos del carnet de conducir, son nulas de pleno derecho por no estar sometidas las pruebas al control metrológico del Estado.

La Ley de Seguridad Vial establece en su art.70.2 que

“…los instrumentos, aparatos o medios y sistemas de medida que sean utilizados para sancionar las infracciones de la normativa de tráfico estarán sometidos a control metrológico en los términos establecidos en la Ley 32/2014 de Metrología.”

 

 

drogotest

 

En resumen, dicha ley nos dice que cualquier aparato de medida que se utilice para poner multas (como un radar, o un alcoholímetro) debe estar sometido a un control previo para comprobar que cumple una serie de requisitos para que se pueda utilizar, así como a revisiones periódicas para comprobar que el aparato sigue cumpliendo esos requisitos. También nos debería indicar el margen de errores máximos permitidos y el porcentaje de falsos positivos.

De tal forma que así como en relación al consumo de alcohol, el control metrológico de los acoholímetros se regula en la orden ITC/3707/2006; en cuanto a los famosos radares que captan las infracciones de exceso de velocidad, se regula en la orden ITC/3123/2010; o en cuanto a los calibradores acústicos, en la orden ITC/2845/2007; no existe control metrológico alguno en ninguna ITC ni en ninguna disposición legal de ningún tipo cuando se trata de sustancias estupefacientes. Esto quiere decir que los aparatos que utiliza la Guardia Civil para detectar presencia de drogas en nuestro organismo cuando estamos al volante (normalmente el Drugtest 5000 o Alere DDS2) no han sido revisados antes de ser puestos en funcionamiento, ni tienen pensado revisarlos en ningún momento. Es bastante probable que ésta sea la razón de la gran cantidad de falsos positivos que se están dando en la práctica.

El problema principal de este tipo de multas es que la sanción es por conducir con “presencia de drogas”, no por conducir “bajo los efectos”. Pero entonces ¿que significa “presencia de drogas”? Precisamente para dar respuesta a esa pregunta, el proceso de detección de drogas tendría que realizarse conforme a algún tipo de control para que no ocurra o lo que está ocurriendo, que mucha gente esté dando positivo varios días o incluso semanas después de haber consumido.

Ya son varias (y cada vez más) las sentencias que nos dan la razón y anulan la sanción y condenan a la DGT a devolver el dinero y los puntos en este tipo de sanciones por no estar sometidas al ningún tipo de control.

PD: Recordar que en las sanciones de tráfico pagar con la reducción NO significa que ya no puedas recurrir. Solamente renuncias a hacer alegaciones previas, pero todavía queda abierta la vía judicial. De hecho, en Recurreitor recomendamos pagar con la reducción, ya que aunque posteriormente presentemos un recurso, es mejor pleitear por la mitad del dinero, ¿no?

Uso de cookies

Recurreit.org utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR